Rollitos de carne picada rellenos de queso y guindilla

Rollitos de carne picada rellenos de queso y guindilla

Esta receta es una forma original y divertida de preparar la carne picada, rellenándola de queso fundido y guindilla picante. Los rollitos se envuelven en lonchas de bacon, que les aportan jugosidad y sabor. La salsa de tomate casera es el complemento perfecto para mojar los rollitos y disfrutar de un plato completo y delicioso.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 500 g de carne picada (de ternera, cerdo o mixta)
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • 8 lonchas de bacon
  • 100 g de queso en lonchas (de tu preferencia)
  • 2 guindillas rojas frescas picadas (sin semillas si no quieres que pique mucho)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Para la salsa de tomate:
    • 1 cebolla picada
    • 2 dientes de ajo picados
    • 500 g de tomate triturado
    • 1 cucharadita de azúcar
    • Sal, pimienta y orégano al gusto
    • 2 cucharadas de aceite de oliva

Utensilios

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180ºC y engrasa una fuente de horno con un poco de aceite de oliva.
  2. En un bol, mezcla la carne picada con el huevo, el pan rallado, sal y pimienta. Amasa bien con las manos hasta obtener una masa homogénea y compacta.
  3. Divide la masa con el cortador de masa, en 8 porciones iguales y aplástalas con las manos para formar unos discos.
  4. Coloca una loncha de queso sobre cada disco de carne y espolvorea un poco de guindilla picada por encima.
  5. Enrolla cada disco de carne con cuidado, presionando los bordes para que no se salga el relleno, y envuélvelo con una loncha de bacon. Sujeta los rollitos con un palillo de madera para que no se abran.
  6. Coloca los rollitos en la fuente de horno y hornea durante 25 minutos, o hasta que la carne esté hecha y el bacon crujiente.
  7. Mientras tanto, prepara la salsa de tomate. Calienta el aceite en una sartén a fuego medio y sofríe la cebolla y el ajo durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que estén blandos y transparentes.
  8. Añade el tomate triturado, el azúcar, sal, pimienta y orégano y deja que se cocine a fuego lento durante unos 20 minutos, hasta que la salsa se reduzca y espese. Si quieres, puedes triturar la salsa con una batidora de mano para que quede más fina.
  9. Sirve los rollitos de carne con la salsa de tomate por encima o aparte, para que cada uno se sirva a su gusto. ¡Buen provecho!
Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.